¿Has oído alguna vez chillar a un pez? Aprende a escuchar el silencio de tu equipo

¿Has oído alguna vez chillar a un pez? Aprende a escuchar el silencio de tu equipo

  • Autor de la entrada:

A pesar de que los peces no chillan, sabemos que sufren cuando mueren ahogados al sacarlos del agua. Como no oímos sus chillidos se nos hace más llevadera su muerte lenta porque no nos identificamos con su sufrimiento. Esto es debido a que los seres humanos solo activamos nuestras neuronas espejo cuando observamos una acción ejecutada por otro individuo que se parece a nosotros. A pesar de ello, es habitual encontrarnos con líderes incapaces de escuchar el silencio de su equipo.

Aprende a escuchar en el silencio

Cada persona tenemos nuestra forma particular de actuar ante la misma situación. Del mismo modo que algunas personas no saben pasar una reunión sin llamar la atención, otras son incapaces de contradecir a su superior en público. Deberíamos activar nuestras neuronas también ante el silencio ya que a menudo nos perdemos mucha información si no sabemos escuchar el silencio de nuestro equipo.

¿Cómo conseguir escuchar a los peces?

Si aprendemos que todos somos válidos y únicos entenderemos el valor que cada persona puede aportar al equipo. Las 7 claves de un equipo ágil y comprometido son:

  • La mejor bendición de un equipo es ser diverso y respetuoso con las opiniones de cada uno. La diversidad nos permite ver cada situación desde distintos puntos de vista. Ningún punto de vista es despreciable ya que nuestros clientes también son diversos
  • La distancia no es un impedimento, es simplemente una característica que debe ser tenida en cuenta. Estoy acostumbrado a que la distancia sea la excusa perfecta para no escuchar la opinión de las tiendas. La realidad es que hay infinidad de métodos que nos permiten escuchar su opinión. Gracias a la multitud de herramientas disponibles podemos conectar, escuchar y valorar de forma inmediata la valoración de cada acción no solo por parte de las tiendas sino también del cliente (sin ni siquiera preguntarlo)
  • No tiene más razón el que más chilla. Una de las ventajas de los actuales sistemas de gestión ágiles es que podemos analizar qué está pasando sin tener que hacer caso al típico boicoteador de reuniones. Dar voz a todo el equipo en plataformas colaborativas genera mucha más transpariencia y nos permite ser más objetivos en la toma de las decisiones.
  • Las nuevas tecnologías nos permiten disponer de tecnologías colaborativas a coste 0. La utilización de un canal en la plataforma Teams donde puedes canalizar la información interna es un claro ejemplo de que la comunicación interna tiene a menudo más barreras psicológicas que tecnológicas.
  • Respeto se escribe con mayúsculas. La formación en actitudes es una de las deficiencias estructurales del comercio. En las empresas de retail tanto vale la opinión del responsable de compras como la del responsable de ventas. Ambos son responsables de que las compras se vendan rápido y con el máximo margen posible.
  • El cliente forma parte de la conversación. Tenemos que entender que si no escuchamos lo que dice en las redes sociales o lo que piensa al salir de las tiendas, no seremos capaces de conectar con él. Se trata de ser customer centric porque la voz del cliente está representada en las reuniones. Algunos comercios lo harán a través del equipo de ventas, otros a través de marketing, lo importante es que seamos ágiles a sus opiniones y desterremos el “ya lo probamos hace tiempo y no funcionó”.
  • Hacer responsable al equipo de los éxitos y hacernos responsables nosotros de los fracasos. Solo así fomentaremos la cultura del riesgo. Nuestra función es discernir cuándo ese riesgo es asumible y cuándo innecesario.

Ser capaces de escuchar al equipo es muy exigente pero no escucharlo acostumbra a ser la ruina.

OriOl – make it happen

OriOl

25 años como CEO & Co-Founder de una cadena de tiendas, creo en el Retail y en las personas. Experto en Retail Marketing y Retail Management

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.