¿Cómo gestionar los miedos personales en un equipo? Ahora es tiempo de valientes

OriOl/ abril 22, 2020

El miedo nos protege. Miedo es la “sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario”. Por otro lado la definición de valentía es “Determinación para enfrentarse a situaciones arriesgadas o difíciles”. Ser valiente no significa no tener miedo, ser valiente significa tomar las decisiones que consideramos más adecuadas a pesar de conocer los peligros. Para ello es imprescindibke saber gestionar los miedos personales.

Cuando gestionamos equipos surgen infinidad de fricciones ocasionadas en muchos casos por miedos. A menudo esos miedos son los principales obstáculos a los que se enfrentan los líderes para provocar los cambios deseados. La función del líder es saber detectar esos miedos y transmitir serenidad al equipo para ganarse su confianza. La psicología enumera los 6 miedos básicos a los que nos enfrentamos tod@s, pero dado que tod@s somos distin@s, los miedos no los percibimos del mismo modo. Ante la misma situación hay que gestionar los miedos personales de forma distinta.

6 miedos básicos

  • Miedo a la enfermedad. Es un miedo que hasta ahora estaba fuera del puesto de trabajo en la mayoría de empresas pero que en estos momentos estamos especialmente sensibles. Como ciudadanos y como profesionales debemos no solo acondicionar los puestos de trabajo sino también la cultura del cuidado personal. Fomentemos en la organización actitudes saludables.
  • Miedo al fracaso. A menudo va ligado al miedo al cambio,a lo nuevo. Sabemos gestionar lo conocido pero los cambios nos sitúan al borde del fracaso y la vergüenza. Debemos transmitir la cultura de que la diferencia entre el fracaso y el éxito a veces dependen tan solo de la constancia y el aprendizaje. En estos entornos VUCA (volátil, incierto, cambiante y ambiguo) el mayor riesgo es no cambiar. Por otro lado debemos ser coherentes y aceptar el error como parte de la cultura corporativa.
  • Miedo a la pobreza. En nuestras organizaciones puede ser traducido como miedo a la pérdida de status. Las organizaciones van a ser cada vez menos jerárquicas y más neuronales. Cada vez más se trabaja más por proyectos donde los equipos están formados por especialistas multidisciplinares capaces de abordar los problemas desde distintos puntos de vista. Un buen líder deberá dejar clara la nueva situación organizacional y qué mejor momento que el actual para realizar los cambios que ya eran necesarios. El “trauma” actual es un empujón definitivo a una nueva forma de trabajo más ágil y flexible.
  • Miedo al rechazo. El lujo en muchos casos se alimenta del miedo al rechazo social para conseguir influir sobre sus clientes. Debemos transmitir con naturalidad que no todas las propuestas van a ser acertadas sin que esto signifique un rechazo. La gestión de expectativas sobre nuestras propuestas puede hacer que en una reunión de equipo nos sintamos rechazados. El líder debe fomentar la escucha activa de todas las propuestas con el mismo interés y debe ser capaz de sacar algo positivo de cada persona sin tener que aceptar propuestas poco acertadas. Para generar confianza entre el equipo, cada persona debe sentirse igual de valorada, cada persona es genial en algo que la hace interesante para el equipo, y es la misión del líder hacer ver al resto del equipo qué valor añadido aporta cada miembro. También es misión del líder detectar si alguien no aporta nada al equipo y tomar las decisiones necesarias y explicarlas de forma clara.
  • Miedo al abandono. Es un miedo que generan normalmente personas con un entorno social extremadamente reducido. Esto no significa tener muchos o pocos amigos sino disponer de unos pocos amigos con los que poder compartir tus sentimientos de forma sincera. Debemos estar especialmente alerta a situaciones personales que pueden incrementar este miedo (divorcios, separaciones, pérdidas de un referente vital, etc.). Esto simplemente es humanizar nuestra relación profesional y hacer ver que el equipo puede servir de apoyo en determinados momentos vitales.
  • Miedo a la muerte. Dicen muchos estudios que la mejor manera de perder el miedo a la muerte es vivir la vida con sentido. Nuestra vida laboral ocupa demasiadas horas como para que no tengan ningún sentido. Las empresas que cuidan a sus stakeholders tienen mejores resultados a largo plazo (ver los trabajos realizados por el Prof. Raj Sisodia). Si damos sentido al trabajo que hace nuestro equipo, éste nos devolverá toda su energía.

Gestión actual de la crisis sanitaria

Ante la actual situación de crisis sanitaria, a lo que tengo miedo yo es a que no seamos valientes como sociedad. Miedo a que tomemos decisiones cortoplacistas que hipotequen nuestro futuro con la excusa de una solución rápida. Miedo a que nuestros líderes no estén a la altura del momento. Un buen líder debe ser valiente para poder tomar las mejores decisiones para nuestro bien futuro y no solo para el corto plazo. Un gran líder, debe además ser capaz de transmitir la confianza necesaria para que los cambios que provoca sean vistos como algo positivo para el bien general de la organización o la sociedad. Los momentos actuales provocarán una aceleración de la transición hacia un nuevo modelo de liderazgo basado en el poder transformador del líder.

Ahora más que nunca, el valor diferencial de las marcas vendrá dado por su capacidad de ser percibidos como líderes y no tanto por la calidad o la diferenciación de su producto. Aprende a gestionar los miedos personales.

OriOl – make it happen

Compartir esta entrada

1 Comentario

  1. Pingback: ¿Cómo gestionar los miedos personales en un equipo? Ahora es tiempo de valientes | Diffusion Sport

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.